Toda vez que ya hemos repasado algunos de los problemas más frecuentes a los que tiene que hacer frente una administración de comunidades en Sanchinarro (Madrid), ahora vamos a hablar de otro de los puntos conflictivos en una vecindad, como son las Juntas de Propietarios y, en concreto, las mayorías que se necesitan para aprobar según que cuestiones.

Por orden de votos favorables, comenzando por la unanimidad, es decir, que todos los votos sean favorables a la decisión, esta se necesita únicamente en acuerdos que impliquen la aprobación o modificación de las reglas contenidas en el título constitutivo de la propiedad horizontal o en los estatutos de la comunidad.

En la Administración de Fincas Carlos Arévalo consideramos la siguiente mayoría la más habitual en las comunidades. Se necesitan tres quintas partes de los votos favorables de los propietarios cuando se quiere instalar o eliminar un ascensor y contratar servicios adicionales de portería, conserjería, vigilancia o limpieza. Además, en estos casos se requiere, no sólo las tres quintas partes del total de propietarios, sino que en esa votación también estén tres quintas partes de las cuotas de participación. Y lo mismo ocurre con la asignación de uso de un inmueble o la realización de obras comunes para adecuar barreras arquitectónicas a personas con problemas de movilidad.

El último acuerdo que se da en una administración de comunidades en Sanchinarro (Madrid) es la mayoría simple, es decir, la mitad más uno de los votos de los propietarios, siempre que también representen la mayoría de las cuotas de participación. Es también habitual en las comunidades, aunque son cuestiones de menor importancia que las anteriores.