Somos administradores de fincas en Sanchinarro, Madrid y como tales tenemos que lidiar a menudo con una serie de problemas que se originan en las comunidades de vecinos.

Desde Administración de Fincas Carlos Arévalo te vamos a contar dos de los conflictos más habituales a los que nos enfrentamos habitualmente.

El primero de ellos es la morosidad, que los últimos años, a raíz de la crisis, se ha convertido en el gran problema de los bloques de viviendas. Los impagos de las cuotas mensuales o de otros gastos hace que salten chispas entre pagadores y morosos.

Cuando la mediación o el arbitraje no funcionen existe un procedimiento denominado proceso monitorio que tiene por objeto la resolución rápida de conflictos jurídicos. Consiste en que la comunidad debe aprobar en junta la liquidación de la deuda, notificar dicho acuerdo moroso y expedir una certificación del acuerdo aprobando la liquidación de la deuda. Si el deudor no atiende el requerimiento de pago se despachará ejecución contra sus bienes.

Otro detonante que crea mal ambiente entre los vecinos es el tema de las humedades. Su origen no suele estar siempre claro y así tampoco lo está el responsable de los daños. Así la tendencia de los vecinos es echar balones fuera y no responsabilizarse nadie. Cuando el origen de las humedades provenga de un elemento privativo el coste de la reparación tiene que ser asumido por el propietario del elemento que la causó. Cuando está en un elemento común, como las bajantes, la comunidad asumirá el coste de la reparación.

Si necesitas administradores de fincas en Sanchinarro, Madrid, para tener tu comunidad bajo control, no dudes en llamarnos.